Descubre las causas de la diarrea en los perros

Dog Lover, descubre las causas comunes de la diarrea en perros, desde cambios en la dieta hasta infecciones.

La diarrea en los perros puede ser un problema común pero preocupante. Este trastorno gastrointestinal, que se manifiesta a través de heces sueltas o acuosas, puede deberse a una variedad de causas. Por eso, en este artículo, exploraremos las posibles causas de este síntoma para ayudarte a prevenir y manejar los cuidados de quien te nutre la vida.

qué hago si mi perro tiene diarrea

Causas comunes de la diarrea en los perros

  • Cambios en la dieta o ingesta de alimentos inadecuados

Uno de los desencadenantes de diarrea en perros puede ser un cambio repentino en su dieta o la ingestión de alimentos inadecuados. Los perros tienen sistemas digestivos sensibles, y un cambio brusco en el tipo de comida, o la ingestión de alimentos prohibidos para los caninos puede desencadenar diarrea.

    • Infecciones bacterianas, virales o parasitarias

    Agentes infecciosos como virus, bacterias y parásitos también pueden causar diarrea en los perros. Enfermedades víricas como parvovirus o moquillo, infestaciones parasitarias como giardiasis o infecciones bacterianas pueden provocar diarrea severa y síntomas preocupantes.

    • Intolerancias o alergias alimentarias

    Es importante distinguir entre alergias e intolerancias alimentarias. Las alergias desencadenan una respuesta inmune inflamatoria, mientras que las intolerancias implican la incapacidad del animal para procesar ciertos compuestos alimentarios, sin una reacción inmune. Ambos casos pueden provocar diarrea. Identificar los alérgenos o compuestos problemáticos y eliminarlos de la dieta es crucial para manejar estos problemas.

    • Estados de estrés y ansiedad

    El estrés y la ansiedad también pueden afectar el sistema gastrointestinal de los perros. Situaciones como cambios en el entorno, separación de los dueños o ruidos fuertes (como fuegos artificiales) pueden desencadenar episodios de diarrea.

    • Intoxicación

    La ingestión de sustancias tóxicas, como plantas venenosas, productos químicos de limpieza o ciertos medicamentos, puede provocar diarrea grave. La atención veterinaria inmediata es crucial en estos casos para evitar complicaciones mayores.

    • Enfermedades Subyacentes

    En algunos casos, la diarrea puede ser un indicador de condiciones médicas más serias, como problemas hepáticos, insuficiencia renal, enfermedades inflamatorias intestinales, o incluso ciertos tipos de cáncer. Estos problemas pueden manifestarse inicialmente a través de trastornos digestivos como la diarrea.

    por qué mi perro tiene diarrea

    Cómo saber si debes llevar a tu perro al veterinario por diarrea

    El momento adecuado para acudir al veterinario depende en gran medida de lo que sea normal para tu perro. Si tu perro solo ha tenido un episodio de diarrea y por lo demás se comporta con normalidad, no suele ser motivo de preocupación. Vigila las deposiciones de tu compañero canino y comprueba si las cosas mejoran. Sin embargo, si tu perro tiene más de dos episodios de diarrea, es conveniente ir al veterinario para descartar problemas más serios.

    Si tu perro se esfuerza por defecar pero solo expulsa pequeñas cantidades de diarrea acuosa, podría estar experimentando una obstrucción debida a la ingestión de un objeto extraño, lo cual requiere atención veterinaria inmediata. Además, los ataques recurrentes de diarrea en un periodo corto de tiempo pueden ser un signo de un problema de salud grave, especialmente en perros muy jóvenes, muy mayores o con un sistema inmunitario comprometido.

    ¿Qué hacer si tu perro tiene diarrea?

    Lo primero que debes hacer es observar el color de las heces. Si detectas la presencia de sangre, pus, moco o gusanos, acude al veterinario inmediatamente. En caso de no encontrar signos alarmantes, pero sospechas que la diarrea se debe a una intolerancia o cambio de alimentación, puedes realizar un ayuno de 24 horas en perros adultos y 12 horas en cachorros, proporcionando siempre agua fresca y limpia, pero lo mejor siempre será consultar primero con tu veterinario de confianza.

    Igualmente, nunca mediques a tu perro sin consultar al veterinario, ya que los medicamentos incorrectos pueden empeorar el cuadro clínico. La vigilancia constante y la consulta con un profesional son fundamentales para asegurar la salud de tu mascota.

    Mantén siempre un ojo atento en los comportamientos y síntomas de tu perro, y no dudes en buscar ayuda veterinaria cuando sea necesario. La prevención y el cuidado adecuado pueden marcar una gran diferencia en la salud y el bienestar de tu compañero canino.

    Para recordar…

    Nutriss, tú los nutres, ellos te nutren la vida.

    ¿te gustó nuestro blog?

    Síguenos en nuestras redes sociales

    @Nutrisslovers

    Artículos más leídos

    LOS PERROS QUE BOTERO CREÓ POR AMOR A ELLOS

    Dog Lover, conoce la inspiradora historia de este gran artista con sus fieles compañeros.
    Ver más

    PERROS Y BEBES: CÓMO HACER UNA CRIANZA RESPONSABLE

    Dog Lover, mira como hacer una crianza responsable cuando en tu familia tienes a un perro y un bebé.
    Ver más